Beneficios de tener un gato | blackiecat.com

Puede que si estás aquí sea por que estás pensando en traer a casa a un amigo felino o quizá por que ya lo tengas. Sea como fuere tu caso, hoy queremos hablar de los beneficios de tener un gato en casa, que son muchos y más de uno te sorprenderá.

Al igual que los perros, los gatos son una muy buena compañía y traen a tu casa mucho amor y mucha felicidad. Lo creamos o no, son capaces de mejorar inmediatamente nuestra calidad de vida, pues al igual que otras mascotas, tienen un impacto positivo en nuestro día a día.

Compañía

La razón más común para tener una mascota es la compañía, así que este beneficio quizá no sorprenda a nadie. Quienes no tienen gatos frecuentemente piensan que éstos son animalitos distantes y poco sociales. Pero ese pensamiento se convierte en un mito cuando nos encontramos con un gatito amigable y cariñoso en casa. Sí, los gatos no son tan solitarios como suele creerse.

Ejercicio

Es posible que los gatos no necesiten mucho ejercicio, comparado con el que necesitan los perros o los conejos, pero eso no significa que no les encante jugar con sus acompañantes humanos, lo cual conlleva, que seas tú el que se levante de la silla y haga más ejercicio del habitual mientras pasas un gran rato de diversión con tu minino.

Crianza

La gene muchas veces acusan a sus amigos de convertir a sus mascotas en un sustituto de un hijo, reemplazando a un niño o a un hermano por otro ser vivo al cual criar, y ciertamente, una mascota puede cubrir esa necesidad. En la actualidad, con la tendencia a tener familias pequeñas no es malo, pues todos necesitamos a alguien a quien amar. Con todo esto, no hay que olvidar que una mascota, la que elijas, requiere tiempo, atención, cuidados y afecto.

Empatía

Puede que sobre la empatía el beneficio sea más notable en los perros, pero los niños que crecen con gatos tienden a tener una mayor práctica al considerar lo que otras personas están pensando y sintiendo. Dicha experiencia de empatía ayuda a los niños a aprender a relacionarse con otras personas y considerar sus acciones y la manera en la que estas afectarán a otros.

Ronroneos

Acariciar a un gato que está acurrucado en nuestras piernas o a nuestro lado es una gran manera de bajar nuestros niveles de estrés y nuestra presión sanguínea. De hecho, algunos estudios han demostrado que la frecuencia del ronroneo de los gatos ayuda a reparar los huesos y los músculos dañados.

Otros beneficios médicos

Además de los múltiples beneficios a la salud de una disminución de estrés, tener un gato también puede reducir nuestro riesgo de padecer enfermedades del corazón, tanto como lo es una dieta baja en sodio. De acuerdo a algunos estudios, quienes han tenido un gato durante más de 10 años tienen 30% menos de posibilidades de morir por un problema en el corazón.

Adicionalmente, nos ayudan a tener menos ansiedad en nuestro día a día, gracias a sus efectos calmantes.

Pueden decirnos mucho de nosotros

Nuestra elección de mascota revela mucho acerca de nuestra personalidad. Mientras los dueños de perros suelen ser el alma de la fiesta, los amantes de los gatos tendemos a llevar una vida más tranquila y más introvertida.

Sin embargo, tener un gato es considerado una gran señal de qué tan confiables somos y sobre qué tanto confiamos en otras personas. Se dice también que los dueños de gatos son menos manipuladores y mucho más modestos.

Dormir bien

Algunos estudios y encuestas han encontrado que muchas personas prefieren dormir con sus gatos que con una pareja e incluso, que quienes así lo hacen tienen una mejor calidad de sueño. Más aún, un estudio reciente del Mayo Clinic Center of Sleep Medicine afirma que el 41% de personas que duerme con su mascota duerme mejor, mientras solo un 20% indico que le provocó algún disturbio nocturno.

Menos alergias

En el 2002, el National Institute of Health lanzó un estudio en el que se encontró que niños de menos de un año que fueron expuestos a un gato tienen menos posibilidades de desarrollar alergias, y no solo estamos hablando de alergias a las mascotas. De acuerdo al Dr. Marshall Plaut del National Institute of Allergy and Infectious Diseases, una exposición temprana a las mascotas protege no solo contra alergias a las mascotas, sino también a otras alergias comunes como es a los ácaros del polvo y a las hierbas.

Ahora bien, muchos pueden preocuparse que el parásito toxoplasma gondii sea un riesgo para los niños pequeños, pero los expertos afirman que asegurándonos de mantener limpia su caja de arena diariamente y manteniendo a nuestro gato en el interior podemos protegerlos.

Una gran responsabilidad

Como podemos ver, tener un gato como mascota tiene múltiples beneficios, aunque claro, también debemos tener en cuenta nuestra vida social, nuestro nivel de ingresos y donde vivimos. Desde luego, no debemos adoptar a un gato solo por que hacerlo es bueno para la salud. Tener un gato es una gran responsabilidad, y estos beneficios son solo razones de más para quienes realmente tienen amor por estos animales.

Imagen | Cristian Bortes